1 de diciembre de 2011

El lunes 5 de diciembre será la pasarela final de Project Runway Latin America



Después de siete semanas de elaboración, los diseñadores se preparan para mostrar sus colecciones finales en un mega desfile en Miami.
 
GLITZ* emitió este lunes 28 de noviembre el anteúltimo capítulo de la Segunda Temporada de "Project Runway Latin America", el exitoso "reality" que le da la oportunidad a catorce ambiciosos diseñadores latinoamericanos de mostrar todo su talento. La cita final será el 5 de diciembre, a las 10:30 p.m.

Vale recordar que el ganador de esta edición, se hará acreedor de $30,000 dólares para comenzar su propia colección, cortesía de Andrea; la posibilidad de exhibir su propia colección en el Mercedes Benz DFashion México, un photoshoot en la revista Glamour México y Latinoamérica y unas lujosas vacaciones en el Hotel "Live Aqua Cancún" del Grupo Posadas.

En el episodio del pasado lunes, los tres finalistas llegaron a Miami para terminar los últimos detalles de sus colecciones y concentrarse de lleno en la pasarela final. Como último reto, José Luis Gonsalez, de México, Carlo Carrizosa, de Colombia, y Karyn Coo, de Chile, debieron elaborar por su cuenta una colección de 10 prendas para presentar en una gran pasarela que se producirá en Miami y al que asistirán reconocidas figuras de la industria de la moda y el entretenimiento, además de sus familiares y los participantes que los acompañaron durante todo el concurso.

Cada joven contó con 7 semanas para preparar las piezas, y cada uno recibió en sus casas la visita de Mariano Toledo para que él pudiera asesorarlos y guiarlos tal como lo hacía en el taller de Miami. Los diseñadores debieron inspirarse en algún concepto por ellos elegido, y la colección no sólo deberá identificarlos a ellos mismos, sino que deberá impactar al jurado, conformado por Rebecca de Alba, el diseñador venezolano Ángel Sánchez y la modelo y conductora de TV Mónica Fonseca, y dar cuenta de por qué cada uno de ellos merece ser el ganador de Project Runway Latin America.
Pero antes de esto, con mucha curiosidad sobre los conceptos abordados por sus compañeros, los tres finalistas llegaron a Miami para ultimar detalles y prepararse para la final. Los jóvenes recibieron la visita de los jueces  Ángel Sánchez y Mónica Fonseca, quienes hablaron con los chicos y les dieron aliento y energía para enfrentar el esperado desfile. Luego de recordar los mejores y peores momentos del certamen, los jóvenes volvieron al taller – lugar al que no habían regresado en los últimos 2 meses- para empezar a finalizar las prendas confeccionadas y Mariano Toledo los sorprendió con la noticia de que cada uno contaría con la ayuda de una asistente (estudiantes avanzadas del Miami Art Institute) para llegar a tiempo y forma con las terminaciones pendientes, cuestión que alivió muchísimo a los participantes.

Sin embargo, en el medio de una de las jornada e impensado para los jóvenes, Mariano Toledo sorprendió a los chicos con un nuevo y último desafío a realizar: contando con tan sólo una jornada de trabajo, debieron diseñar y confeccionar el uniforme para alguno de los trabajadores del hotel "Live Aqua Cancún" del Grupo Posadas, lugar en el que habían estado descansando la semana siguiente a la definición de los finalistas. Cada uno pudo elegir qué tomar como inspiración: el fuego, el agua, la tierra o el aire, o el mismísimo hotel. La prenda debía identificar al Resort, reflejar su esencia, y ser coherente con las colecciones que los jóvenes traían preparadas para mostrar, ya que este outfit sería una pieza más en el desfile final.

Para esto, Carlo Carrizosa, de Colombia, tomó como inspiración y la tierra y realizó el vestuario para la host del restaurante, una prenda que sin perder el glamour resultaba fresca y practica.

Por su parte, Karyn Coo, de Chile, se inspiró en el aire y el viento, y realizó un uniforme para las mujeres que trabajan en el Spa que consistía de un short ajustado y una camisola volátil arriba; todo en tonos de beige.

En cuanto a José Luis Gonsalez, el mexicano diseñó una vestimenta par la host que brinda la primera bienvenida al Hotel que imitaba a una camisola playera.

Mariano Toledo observó los diseños en el taller, aconsejó a los diseñadores sobre los mismos, y dejó a los jóvenes preparados para enfrentar el momento más importante de sus carreras, la tan esperada pasarela final.

Publicar un comentario