15 de septiembre de 2010

El espectáculo IMPROMATCH asume con responsabilidad el error cometido el pasado sábado 11 de septiembre en la sala 2 del Celarg

Comunicado oficial

 

Pedimos nuestras más sinceras disculpas; a familiares, amigos, compañeros y al público en general por ofender la memoria de un venezolano. Nunca fue nuestra intención. Queremos dejar claro, que en ningún momento se hizo con premeditación dicha improvisación.

 

Para los que no conocen, el espectáculo IMPROMATCH consiste en que dos (2) grupos de actores improvisan diversas historias sobre la base de los títulos que el público previamente escribe antes de entrar a la sala, no hay guiones ni escenas preestablecidas (En estos espectáculos nuestros actores reciben una formación para funcionar como dramaturgo, director e intérprete, generando situaciones basadas en el aquí y ahora).

 

Ese día uno de los actores de la obra, el cual representó el papel de árbitro, sacó al azar el título escrito por el público: "Gobernador que se duerme se lo lleva la corriente", a continuación los actores tuvieron 20 segundos para armar una historia.

 

El error cometido, el cual, reiteramos asumimos, estuvo en que no se debió ni leer ni representar dicha frase de la audiencia, por respeto a los hechos recientemente acontecidos. Tuvimos la responsabilidad, de evitar que el distorsionado ingenio de una persona del público se impusiera sobre la improvisación y no lo hicimos.

 

Asimismo, señalamos que nuestra agrupación la componen personas con diferentes orientaciones políticas, así como también lo es el público que asiste a las mismas. Desde nuestra creación hemos gozado de ser imparciales y no discriminativos debido a que respetamos cualquier ideología, raza, sexo, religión, entre otros y esto aplica en nuestras presentaciones, lo cual hace que se escape de nuestras manos ciertas opiniones y/o pensamientos que se manifiestan en estas.

 

Ahora, si bien es cierto que tuvimos esta falta y aceptamos que se nos haya castigado retirando el IMPROMATCH de su temporada y negándole la posibilidad de volver a presentarse en los espacios del Celarg, no es menos cierto que nuestra trayectoria trabajando conjuntamente con esta institución ha sido fructífera en cuanto al hecho teatral y circense, durante los últimos cinco (5) años.

 

Nos parece intempestiva la decisión tomada sin derecho a replica de no permitir a la compañía productora hacer más presentaciones de sus distintos espectáculos, que no son el IMPROMATCH, en cualquiera de las salas del CELARG. Igualmente, de habernos tachado con orientaciones hacia una tolda política, que es completamente falso. Pues, si se revisa nuestra relación con la institución se darán cuenta de que no ha habido ningún hecho negativo en nuestro historial y porque en definitiva vemos al CELARG como nuestra casa.

 

En este sentido, subrayamos no sólo nuestro trabajo dentro del Celarg con diversos montajes sino también fuera de la Fundación con su Programa "El Celarg en la Comunidad" donde visitábamos a las comunidades vecinas de bajos recursos económicos realizando talleres y presentaciones, ya que estas por diversos motivos no tienen acceso al hecho cultural.

 

Nos costó mucho ganarnos un espacio en el mundo del espectáculo. Nacimos con el firme propósito de crear un grupo de "Circo -Teatro" tomando como punto de partida el absurdo, lo excéntrico y el humor, contribuyendo así a la difusión, desarrollo y fortalecimiento del trabajo de actores y cirqueros en nuestro país. Nuestra investigación, está enfocada en el estudio de viejas y nuevas tendencias, utilizando al actor como principal ente expresivo en la búsqueda de un teatro sensible que esté vinculado a nuestras raíces culturales y valores sociales. Nuestra idea esencial en este caso es encontrar canales comunicantes con un público que se siente marginado o sin cabida en estos espacios, como lo son el público joven y la clase popular.

 

De la mano de distintas instituciones tanto del Estado como del Sector Privado nos fuimos desarrollando y ahora que hemos logrado tener un espacio para compensar con espectáculos para la comunidad el apoyo recibido, por un infortunado error en un infortunado momento se pierde esa posibilidad. 

 

Cierto es, que no hay disculpas posibles para un tema que tiene que ver con la sensibilidad humana, sin embargo en un mundo insensibilizado logremos sacar de lo más profundo de nuestro ser un perdón y ubiquémonos en ese estadio superior del hombre o la mujer nueva para ver que como seres humanos podemos equivocarnos. 

 

Finalmente, queremos reiterar nuestras más sinceras disculpas por lo acontecido, rechazamos enérgicamente que esto se haya convertido en otra discusión política y seguiremos trabajando con el fin de mejorar nuestra labor.
 

 

Equipo de Trabajo del "Impromatch"

Caracas, 14 de septiembre de 2010

Publicar un comentario