24 de mayo de 2010

Monte Ávila Editores Latinoamericana participa con dos eventos en el VII Festival Mundial de Poesía

 
La casa editora presentará 12 novedades y un CD de la colección Letra que suena

 

La Casa Nacional de las Letras Andrés Bello, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura, organiza el VII Festival Mundial de Poesía. El evento se realizará del 24 al 29 de mayo en todo el territorio nacional. En esta oportunidad el poeta homenajeado es William Osuna.

 

Monte Ávila Editores llevará a cabo dos actividades durante este festival. La primera será la presentación de un CD que contiene una selección de poemas de William Osuna. Este evento se realizará el 25 de mayo en la Casa del Artista, sala Doris Wells, a las 11:00 am.

 

La producción del CD, dirección artística, creación del concepto musical y arreglos son de Enio Escauriza JR. En la asistencia de dirección trabajó Plácido Pignataro. Fue grabado en el 2005 en Estudios Reyna por Tomás Cardona, con música de Enio Escauriza JR, Haendel y Honneger. Los músicos invitados fueron Pedro Mauricio (Contrabajo), Carlos Rojas (Guitarra) y Goyo Reina (Percusión). El CD contiene 17 poemas y un Bonus track.

 

La segunda actividad tendrá lugar el sábado 29 de mayo en la Galería de Arte Nacional a las 11:00 am, consistirá en la presentación de novedades pertenecientes a las colecciones Altazor y Nuestra palabra.

 

La Colección Altazor se caracteriza por realzar al escritor actual y divulgar antologías de poetas contemporáneos. Mientras que Waanükü o Nuestra palabra es una colección dedicada de manera exclusiva a las creaciones individuales y colectivas de los pueblos indígenas, concebidas en sus propios idiomas y vertidas luego al español. Son por tanto, publicaciones bilingües. El título indígena de esta colección proviene del idioma del pueblo añú, perteneciente a la familia lingüística arawak. El pueblo añú ha librado durante siglos una dura y desigual lucha por mantener viva su lengua, la colección Nuestra palabra constituye una esperanza para su rescate.

 

A continuación un panorama de las novedades a presentar:

 

La poeta Maribel Prieto revela un universo de sensibilidades en Palimpsestos de Amberli; Un lento deseo de palabras reúne la obra poética de Manuel Cabesa, el autor trabaja lo femenino, el tiempo y la existencia; el libro Vecindades de Carlos Brito es versátil en cuanto a forma se refiere, toma en cuenta el tránsito, lo místico y lo biográfico; el torbellino de la urbe, su gente, tradición e historia se vislumbran en Código postal 1010 del poeta y promotor de lectura José Javier Sánchez.

 

Sobre Penúltima tarde y otras tardes de Earle Herrera, Gustavo Pereira comenta lo siguiente "En la poesía de Earle Herrera el sentimiento existencial se complementa en los otros (...) y se trasiega en una posibilidad de iluminación asumida a plenitud, pero a modo de destello, de presencia momentánea y pasajera"; Sombra bajo tierra de Freddy Ñáñez es una antología que considera cuerpo, música y elementos fundacionales como la tierra, el viento, el agua y el fuego.
 
Genealogía del bosque de Julio Borromé pone de manifiesto marcas de oralidad trujillana, es un poemario que canta a la memoria de la tierra y a lo originario; la sencillez, la palabra simple, el asombro y el ensueño asisten a Convocados de Marcos Silber, en un trabajo poético donde ética y estética se vinculan.

 

En El arte perdido de la conversación Sigfredo Ariel pasea al lector por lo posmoderno, en su poesía toma en cuenta a figuras como Marta Valdés, Lord Byron, Jorge Luis Borges, Miguel Matamoros, Pablo Milanés, T.S. Eliot, Gabriela Mistral, entre otros; Lentitud del vino de François Migeot vincula los temas de la Ausencia y la Nada al mundo contemporáneo; mientras que Hija de perra de Malú Urriola da cuenta del espíritu de la contracultura; por último Rosa Chávez propaga la literatura indígena de América a través de su Corazón de piedra.

 

.

Publicar un comentario