19 de febrero de 2010

Televen estrena “Cuando quiero llorar no lloro”

 
Para enaltecer una vez más grandes obras literarias con sello venezolano

 

A partir del lunes 22 de febrero, a las 08:00 p.m., Televen lleva a las pantallas venezolanas una excelente adaptación de la obra literaria, "Cuando quiero llorar no lloro" de la pluma de Miguel Otero Silva. Una espectacular historia de tres Victorinos que nacerán atados bajo un mismo destino el cual está marcado por un trágico final.

 

En una majestuosa adaptación de Gustavo Bolívar, escritor de sin Tetas no hay paraíso y El Cartel de los sapos, transmitidos también por Televen, llega de Telemundo "Cuando quiero llorar no lloro", con majestuosos escenarios, una impecable producción y un elenco de primera encabezado por los actores Mauricio Ochmann, Arap Bethke y Roberto Manrique.

 

El canal de la bolita roja continúa apostando a historias nacidas de las plumas de los dramaturgos criollos que han sido llevadas con gran éxito a la pantalla chica.

 

Llegarán al mundo el mismo año, el mismo mes, el mismo día, a la misma hora. El día en que se encuentren los tres en un mismo lugar, uno de ellos morirá. Este extraño presagio será escuchado por cientos de personas, entre ellas, los padres de Los Victorinos, quienes acuden al espectáculo de Ragner, un mentalista famoso por la veracidad de sus vaticinios.

 

Los Victorinos son hombres de distintas clases sociales cuyas ocupaciones los empujarán hacia el punto final de la profecía. Victorino Manjarrés es un Jefe Militar quien pierde a su esposa y su hijo en un atentado perpetrado por el mafioso Victorino Gallardo.

 

En su afán de venganza, Manjarrés inicia una lucha campal por desenmascarar a este temido criminal. Al verse acorralado, Victorino Gallardo contrata a Victorino Mora, un sicario de las comunas, para que asesine al oficial. De esta manera la profecía se cumplirá al quedar unidos en un mismo destino sin saber lo que les espera al final del camino.

 

La vida le negó toda posibilidad de un mundo mejor

 

Mauricio Ochmann es Victorino Mora:

 

Desde su fecundación la vida lo atropelló con odio y violencia. Fruto de una violación, Victorino llegó al mundo superando las jugadas sucias que le impulsó el destino.

 

Su madre, Lina María tuvo que dar a luz en su casa, ubicada en la parte alta de un barrio marginal de la ciudad, auxiliada por sus mejores amigos, Rafael y Amparo. Sobre un catre de metal, un par de  sábanas raídas y sirviéndose de un cuchillo de cocina, como lo más parecido a un bisturí, esta mujer parió a su hijo en condiciones miserables. Victorino jamás olvidará este hecho y siempre cuidará a su madre como el único ser merecedor de todo su respeto.

 

Victorino Mora odia a su padre, pues lo considera su peor enemigo. Este hombre sólo le ha mostrado los malos vicios que habitan en el mundo hasta transformarlo en su imagen y semejanza. Víctor Hugo le roba a su hijo la capacidad de soñar y cualquier posibilidad de una vida sana al lado de sus seres más queridos. Guiado por el odio y los celos hacia Lina María, Víctor termina asesinando a Rafael, el padrastro de Victorino quien ha sido la única figura paterna que le ha enseñado la importancia de los valores humanos.

 

Victorino, quien se debate incansablemente entre el bien y el mal, siempre quiso ser futbolista, pero la realidad que le tocó vivir es otra. Este joven de origen humilde termina convirtiéndose en un vil delincuente.

 

Tramposo de nacimiento y mentiroso por tradición

 

Arap Bethke es Victorino Gallardo:

 

Llegó al mundo por obligación. Fue fecundado en medio de los hervores de una orgía, al calor de las drogas, el alcohol y la lujuria de sus padres. Así como fue concebido por accidente, también lo fue su crianza.

 

Victorino es fruto de la semilla podrida de sus padres. Su madre Ángela, es alcohólica y depresiva, y su padre Alejandro, es adicto a la cocaína, quien nunca supo hacer otra cosa que derrochar el dinero de su familia.

 

El joven Gallardo es la unión de todos los males endémicos de la sociedad. Nunca supo qué era el respeto, los valores humanos y el trabajo honesto. Jamás ha sabido qué es tratar bien a una mujer ni mucho menos conservar una buena amistad; es un traicionero sin remedio que sólo busca ganar dinero a costa de lo que sea.

 

Su adicción por el juego lo llevará a malgastar la fortuna de su familia hasta llegar a la ruina. Ante esta situación, Victorino decidirá involucrarse en el mundo de la mafia para solventar las deudas adquiridas, y poder llevar la vida de lujos y despilfarros que tanto disfruta.

 

La patria es su bandera y su espíritu es el servicio

 

Roberto Manrique es Victorino Manjarrés:

 

Victorino Manjarrés llegó al mundo marcado por un destino impuesto por las consignas de su padre, un militar obsesionado por su trabajo y el amor a la patria, quien le ha inculcado a su hijo desde que nació, las normas y disciplinas dignas de un ser correcto e intachable. Victorino nunca pudo escoger su propio camino, pero siempre fue feliz con el que le impuso su padre.

Su madre es una mujer sumisa que nunca se opuso a los excesos típicos de su esposo. Mientras estuvo embarazada de Victorino, Marina fue víctima de un encierro estricto producto de la obsesión de Efraín al querer evitar cualquier peligro que asechara a su primogénito.

 

Victorino Manjarrés estudió en la escuela de policía y se graduó con honores en la carrera de detective. Su perfil de profesional insobornable, perfeccionista y vertical en sus principios, fue determinante para que fuera ascendido como Jefe Militar de un bloque de búsqueda, cuya misión es perseguir y atrapar al mafioso más buscado del país, Victorino Gallardo.

 

Un secreto con su nombre

 

Francisco Bolívar es Victorino Pérez

 

Victorino Pérez es el Victorino falso de la historia y gracias a él se darán varios momentos en los que el trágico presagio pareciera estar a punto de cumplirse. Él no forma parte de la profecía ya que aunque al nacer lo llamaron Victorino, cuando fue registrado en la jefatura civil lo hicieron bajo en nombre de Víctor.

 

Este joven nunca conoció a sus verdaderos padres pues su progenitor murió de un infarto al descubrir que perdió la oportunidad de ganarse la lotería al no comprar los números ganadores que predijo Ragner. Su madre murió al otro día de haber dado a luz dejándolo huérfano en el hospital.

 

Victorino crece sin saber sus orígenes, al ser adoptado desde muy pequeño  por una pareja de homosexuales, quienes aparentan ser una familia heterosexual. Esta disfuncional familia está compuesta por Julián y Gloria y el tío Francisco, aunque en realidad Francisco es el novio de Julián y Gloria fue contratada por los dos para crear la pantomima y de esta forma tener la posibilidad de adoptar un bebé.

 

.

Publicar un comentario