14 de noviembre de 2008

Artistas yaritagueños muestran sus obras


La Galería de Arte Yaracuy de la Fundación Red de Arte muestra, a partir de hoy, la propuesta de tres importantes artistas yaritagueños, quienes a través de la pintura plantean temas de indagación y reflexión plástica, en donde recrean vínculos particulares con la naturaleza y el entorno local.

Fran Suárez posee un estilo muy personal orientado a representar iconografías cristianas, personajes, costumbres y paisajes marinos, que evocan el sentimiento de este creador con un evidente dominio del dibujo y la pintura. Estos elementos le permiten apoderarse del sentido expresivo y comunicativo de la imagen y el espacio, dinamizándolos con manchas espontáneas que le permiten dilucidar sus posibilidades estéticas.

En su obra provoca un diálogo entre la variedad azul del mundo marino y el cromatismo de lo vegetal. Así mismo, se observa un inconfundible placer por la materia pictórica y la intensidad lumínica, que le otorga a la obra cierto sentido onírico.

Iván Castillo parte de una estrecha relación hombre – naturaleza, en la que expresa su atracción por el tema paisajístico, aunque también aborde otras tendencias indiscutiblemente vinculadas a su entorno.

En su obra se evidencia una técnica de aplicación de color en sucesivas capas transparentes, donde predominan el buen manejo de la composición, las perspectivas visuales y gran equilibrio cromático, lo que produce excelentes juegos plásticos con un admirable uso de los verdes, que le dan a la obra, tonalidades casi uniformes contrastadas con acentos blancos y el cielo azul de fondo.


José Uranga refleja una clara relación entre la conciencia y el entorno, motivo que le inspira a crear su propuesta estética, la cual está asociada a escenas costumbristas; personajes populares, paisajes urbanos y acontecimientos religiosos que tienen gran preponderancia para el pueblo. Uranga al detalle el realismo de su entorno, logrando a través de su obra, una convivencia placentera que motiva al recuerdo a la narrativa y refuerza el imaginario colectivo.



Publicar un comentario