21 de septiembre de 2008

Juanes agradece el apoyo de Venezuela

Leandro Giancola
Juan Esteban Aristizábal es un hombre con los ojos bien abiertos y que no olvida sus inicios en la música. Es familiar, educado, simpático e inteligente, como confirma en cada una de sus respuestas.


Este fin de semana Juanes realizó los dos conciertos de La Vida World Tour en el Poliedro de Caracas. Su primera parada en el país fue en la capital larense, donde participó en el Top Festival que se realizó en el marco de la Feria Internacional de Barquisimeto.

“Mis primeras palabras son de un agradecimiento total con Venezuela, porque es un pais que quiero muchísimo, que quiero como un hermano es lo que somos al final”, dijo el cantautor colombiano luego de ofrecer disculpas por el retraso de 2 horas en para el comienzo de su rueda de prensa en el Gran Meliá Caracas.

“La experiencia en Barquisimeto será inolvidable para mi. Ciento veinte mil personas o más ahí y el cariño de la gente. Lo recuerdo muchísimo porque fue Venezuela el primer país al que pude visitar en mi carrera como solista. Recuerdo muchísimo el Festival Nuevas Bandas cuando Félix (Allueva) nos trajo por primera vez (en el año 2000). Así que desde ese momento ha sido un camino maravilloso”.

Respondiendo a una pregunta sobre si Simón Díaz merece un Grammy expresó que el venezolano en la música latinoamericana “es fundamental. Es una gran figura del folklore y por supuesto que se merece el Grammy, es una vida muy larga de carrera y ojalá que sea reconocido”.
Venezuela es el primer país del recorrido latinoamericano de su gira. Ya tocó en EEUU y en Europa.

En esta oportunidad Juanes presenta “un show enfocado a las canciones, a la música como tal, pero hay una energía brutal de parte de todos los músicos. Es una fiesta en la que pasamos por diferentes momentos, por todo el recorrido de mi carrera como solista”.

La Vida World Tour, presentado por Sony Ericsson y Movistar Música, mañana y el miércoles hará paradas en el Forum de Valencia, el viernes 26 en la Plaza de Toros de San Cristóbal y el domingo 28 en el estadio Luis Aparicio de Maracaibo. Después de Venezuela por tará en en Costa Rica, Panamá, México, República Dominicana, Colombia y Chile.

Soy de extremo centro


A Juanes le interesa llamar la atención por los hechos que a diario suceden tanto en su país como en otras latitudes. Por eso lo hemos visto apoyando diferentes iniciativas sociales y hasta produciendo conciertos como Paz sin fronteras.

Pero aunque en muchas de sus actividades tenga relaciones con representantes de algunos gobiernos y organizaciones políticas no significa que haga activismo político, lo que él hace es música.

“Yo no estoy casado con ningún partido político. Soy de extremo centro. Con la oportunidad de trabajar con la Fundación Mi Sangre, es con quien directamente estoy vinculado día a día, en el caso de las minas anti personales de Colombia o en la Educación Inicial , que es lo que manejamos, es imposible que trabajes sin el Estado. Porque tiene el control y la información de lo que está pasando”.

La ayuda que recibe es de diferentes fuentes. “Casarte con algún partido político no es necesario y tampoco lo estoy buscando. La ayuda que recibimos no es solamente del Gobierno, sino también de la empresa privada y de personas naturales. La música no tiene que ver con la política, va por encima de todo ese tipo de cosas. La cultura no se puede interponer por una ideología y mucho menos”.


Odio por amor

Su más reciente tema en las radios en Odio por Amor, que escribió hace poco tiempo y que será incluido en la reedición del disco La Vida … es un ratico. Un trabajo que lo ha hecho merecedor de 5 nominaciones al Grammy Latino y 7 en los MTV Latinos.

En Odio por Amor Juanes repite en el coro la frase en inglés “It's time to change” (Es tiempo de cambiar) pero aclaró que no tiene intenciones de cantar en inglés.

“Es una canción de amor básicamente. Habla de las relaciones humanas, de lo importante y lo difíciles que siguen siendo para nosotros. Al ver tanta inequidad y tanta falta de amor que bueno sería que todos pudiéramos cambiar el odio por amor”.

En Venezuela La Vida... es un ratico ha vendido más de 50 mil copias. En reconocimiento a este éxito Enrique Heredia, gerente de marketing del sello Universal Music, le entregó un Disco de Diamante a Juanes.

Al finalizar el encuentro con la prensa venezolana la Fundación Unamos le entregó al colombiano sus Alas de Angel, honor que entrega una vez al año esta institución creadora del Telecorazón.

Juan Esteban afirmó en Caracas que le gusta jugar con sus hijas cada vez que puede y que ellas lo acompañaron en los conciertos de EEUU. De igual manera dijo que su participación en la serie mexicana Terminales fue solo para experimentar pero que no tiene la intención seguir actuando.

Por otro lado, dijo que “fue muy fuerte estar” con Ingrid Betancourt en Paris. “Verla tan lúcida y tan fortalecida después de semejante pesadilla”. Asimismo, dijo que él se considera uno más dentro del movimiento musical colombiano.

Juanes firmó en el encuentro una guitarra eléctrica de color rosado que será subastada el 27 de octubre en el Hard Rock Café Caracas en una actividad para recaudar fondos para Senos Ayuda.

Juanes invitó al talento emergente a no perder el aliento por falta de apoyo de empresarios o disqueras. “Todos tenemos que estar por encima de eso… yo lo he vivido. Siempre es duro llegar a un evento y ser nombrado en un cartel… hay que sobreponerse y seguir adelante”.


Publicar un comentario