10 de septiembre de 2008

Franco de Vita ovacionado en Toronto



El sábado 6 de septiembre se presentó por primera vez en la ciudad de Toronto el cantautor venezolano Franco de Vita. Este ídolo de la música latina trajo al Hershey Centre de Mississauga el Tour Mil y Una Historias, brindando lo mejor de su repertorio, que es larguísimo y sin lugar a dudas de primera categoría.

A eso de las 8:30, el conocido conductor radial Abdiel Hernández anunció el inicio del concierto. Franco, ataviado casualmente con pantalón de cuero y una camisa multicolor, asaltó el escenario en compañía de su banda. "Estoy contentísimo de estar en Toronto," dijo Franco. "Es la primera vez y espero que no sea la última," comentó.

Esa noche Franco de Vita interpretó algunas de sus canciones inolvidables como Tú De Que Vas, Será, Te Amo, Te Veo Venir Soledad, No Basta, Ay Dios, Solo Importas Tú, Somos Tres, Mi Sueño, Y Te Pienso, Louis, Tengo y El Buen Perdedor.

Interpretó también la bella melodía que le dedicara a todos los niños de Hispanoamérica, No Basta, la cual presentó diciendo, "Sin duda tendríamos un mundo mejor si sabemos darle amor a nuestros pequeños."

Franco comentó previo a interpretar su tema Latino, "soy Latino con mucho orgullo. Así que no olvidemos nuestras raíces, señores. Viva Venezuela, viva Colombia y viva Latinoamérica" El público premió el gesto y las palabras con un fuerte aplauso.

Pero la noche no fue solo de baladas y romanticismo. Franco puso a todos a bailar con sus canciones Esperando el Sol, Tengo Una Pena y Te Recordaré, una canción a ritmo de reggae que transportó al público al Caribe y puso a ondear melódicamente las caderas a todos los presentes.

Por idea de Franco, durante la gira latinoamericana la canción Si La Ves, que compuso y canta con el dúo Sin Banderas, será interpretada junto a un cantautor originario de cada país que visite. El turno en Toronto le tocó a una jovencita venezolano-canadiense con una voz de ángel: Mariana Vega.

Mariana interpretó primero, acompañada de su guitarra, una canción de su propia autoría, "Palabras", que originalmente le dedicara a su padre. Seguidamente hizo un trabajo espectacular acompañando a Franco a cantar la tan popular canción. El público apreció mucho el producto final que ambos presentaron, a juzgar por los fuertes aplausos, y Franco con este gesto, le hizo más fácil a Mariana el tan difícil camino por los que atraviesa un artista para llegar al éxito. "Gracias, Franco, por esta oportunidad", musitó Mariana agradecida y salió del escenario.

Franco de Vita presentó un espectáculo como se han visto pocos en esa ciudad. El público le dio un cálido recibimiento, cantó todas y cada una de las canciones con él, y le brindó aplausos ensordecedores, dándole a conocer que en Canadá, al igual que en todo Latinoamérica, cuenta con fieles admiradores de su música.

Fuente: Carlos Camargo
Publicar un comentario