1 de agosto de 2008

Julio Bocca: Vicente Nebrada es uno de los grandes coreógrafos del siglo XX


Leandro Giancola

“Es un placer estar acá... recordando al Maestro Vicente que hizo mucho por la danza en Venezuela. Este reconocimiento siempre se lo mereció”, expresó Julio Bocca al iniciar su encuentro con periodistas venezolanos.

El bailarín argentino llegó a Venezuela para estar presente en la primera edición del Festival Viva Nebrada. Anoche participó en la conferencia “Sobre el escenario” en la cual él y el maestro Gustavo Dudamel compartieron sus vivencias sobre el coreógrafo venezolano.

Bocca lamentó en repetidas ocasiones el no haber trabajado más tiempo junto al maestro Nebrada, a quien siempre prefiere llamarlo por su primer nombre y no por el apellido.

Haciendo lo que nos gustaba

En cantidad no fue mucho el tiempo compartido por estas estrellas de la danza, pero Bocca destaca que por lo menos pudo trabajar en varias de sus creaciones.

“Una de las cosas que más me gustaba de él era la disciplina, el rigor, y sobretodo el amor que le ponía al trabajo, no había un horario de trabajo. Para mí eso fue fundamental. Yo nunca tuve un horario de trabajo. Nos quedábamos una hora o dos más porque estábamos haciendo lo que a nosotros gustaba”.

Ese sobretiempo, esa necesidad de pasar quizás más horas en un ensayo tenía un objetivo: “poder perfeccionar la obra y llegar arriba del escenario lo mejor posible. Eso quedó muy marcado en mí para el resto de mi carrera”.

“Vicente es uno de los grandes coreógrafos del siglo XX, siempre lo he comparado con McMillan… que son personas que tienen un estilo, que saben contar una historia… Cada movimiento expresa algo. Cuando se hace una obra completa es bastante difícil encontrar un buen coreógrafo que te pueda expresar y transmitir esa historia”.

El astro de la danza aseguró que comenzando el 2009 el Ballet Argentino, su compañía, se dedicará a poner en escena algunas de las obras del coreógrafo venezolano, de quién rescata que fue diferente en cada una de las obras que hizo, “pero siempre teniendo su toque”.

Nuestros valses, Danza para ti y Géminis harán parte del repertorio de su compañía “para no perder esas obras de Vicente y que el mundo siga conociéndolas”. Primero se presentarán ante el público argentino y después las mostrará alrededor del mundo.

“Son obras que siempre imaginé que podríamos tener en el Ballet. Son esas obras que aunque pasen 20 años siempre van a seguir estando vigentes. Cuando se tiene a un gran coreógrafo, sus obras van a seguir estando”.

Feliz y relajado

En Caracas Julio Bocca cumplirá con los últimos cuatro días de su agenda de trabajo desde que se retiró de los escenarios. Con simpatía aclaró que se encuentra en su año sabático.

El domingo regresará a su natal Argentina para dedicarse a sus cosas. “Estoy muy feliz, totalmente relajado. Estoy aprendiendo a cocinar, lavando los platos, lavando la casa. Haciendo un montón de cosas que en mis 27 años de carrera nunca pude hacer y la verdad lo disfruto muchísimo”.

Aseguró que no siente nostalgia alguna sobre sus tiempos de bailarín. “Disfruto el poder estar en casa y levantarme a la mañana y no tener nada organizado. (Venezuela es) justamente lo último que tenía organizado, cuando terminé al año pasado me costó parar un poco, uno seguía con el ritmo”.

Confesó que en enero de este año empezó a organizar su agenda hasta que se dio cuenta que estaba haciendo lo mismo de antes. Recordó que uno de los motivos de su retiro fue dejar de tener su vida organizada con 2 años de anticipación.

Bocca está convencido en lo más alto de su carrera “tomó la decisión correcta de retirarse a tiempo. Ahora tiene el “recuerdo de ese tiempo maravilloso” y empieza a trabajar en otra etapa de su vida.

Observando la realidad


A sus 41 años está dedicado a las cosas sencillas de la vida cotidiana y no tanto a la fuerte rutina de una estrella de fama internacional. Bajó el ritmo pero esto no significa que se haya desconectado del todo aquello que lo rodea.

Bocca participó recientemente en Roma como jurado en una competición internacional en la que quedó gratamente sorprendido del alto nivel que pudo apreciar. Al mismo tiempo que señaló que hay una gran carencia de coreógrafos.

En Caracas disfrutará de las galas de Ballet tituladas “Una celebración para Vicente” que se realizarán en el Aula Magna, el sábado 2 de agosto, a las 6 pm, y el domingo 3, a las 11 am, para ver el trabajo de la danza venezolana.

Así como de la danza, también en Caracas habló un poco de la realidad por la que atraviesa su país. Considera que Argentina se está “desconectando del mundo” y reclamó que un país con una tierra con tantas riquezas no esté atendiendo la crisis alimentaria mundial.

“Pensar que supuestamente es uno de los países con la mejor carne del mundo y es el que menos exporta, superado por Uruguay que es un país más pequeño y Brasil. Creo que estamos llevando un camino equivocado, quizás hasta gastado. Creo que hay que cambiarlo”.

“Espero que nuestra presidenta, que supuestamente es una empleada nuestra, del pueblo, haga su trabajo como tiene que hacerlo para el pueblo. Tratar de unirse realmente al mundo y no separarse como lo que está haciendo”.

Publicar un comentario