29 de agosto de 2008

GS1: Es necesario aplicar tecnología en la cadena de suministro


El último estudio de Productos Faltantes en el Anaquel realizado por GS1 en 2007, develó que Venezuela es el país de la región con mayor porcentaje de faltante 39%, con una responsabilidad compartida entre el manufacturero 60%, centros de distribución y punto de venta 35%. Aunque esta situación puede cambiar con la próxima actualización de este informe, esto evidencia graves fallas en el manejo de las cadenas de suministro.

“Optimizar la cadena de suministro es imperativo, y necesario es aplicar la tecnología para disminuir fallas”, comentó Ricardo Rizzi, gerente comercial de GS1 Venezuela, en el marco de su presentación “Del código de barra al RFID” en la Cámara de Comercio de Caracas. “El consumidor exige mercados abastecidos para poder acceder a los bienes que requiere por lo que su disponibilidad es clave para lograr su satisfacción y es hora de pensar más en él”, añadió. .

Para Rizzi, la prioridad de los productores debe ser mantener el mercado abastecido y ello exige unas cadenas de suministro eficiente y eso, a su parecer, se logra integrando de proveedores, fabricantes, distribuidores y minoristas, y la manera más efectiva de hacerlo es a través de la tecnología, garantizándoles un bajo costo operativo y maximizando el servicio al cliente.

“El uso de estándares mundiales como el código de barras y etiquetas RFID constituyen una solución efectiva para el tratamiento adecuado de la información en el manejo de la cadena de suministro, apoyando la correcta planificación y ejecución de procedimientos logísticos, mejorando exponencialmente la cadena de valor y por ende la satisfacción del cliente” agregó Rizzi.

Al desglosar el estudio de Productos Faltantes en el Anaquel, realizado por GS1 y avalado por Nielsen Venezuela, la responsabilidad del faltante corresponde en un 61.7% al manufacturero, seguido por el centro de distribución (19.9%), el punto de venta (14.2%) y el departamento de compras (4.2%). No obstante, la actualización de este estudio se encuentra en etapa de campo y se estima que las cifras se mantengan, o la responsabilidad pase a alguno de los actores de la cadena, lo que delata las fallas en procesos de planificación, compras, inventario y distribución.

Según el gerente comercial de GS1, el problema en las cadenas de suministro venezolanas se debe principalmente al desconocimiento de las herramientas tecnológicas y la implementación de escasos planes de acción que hagan frente al incremento notable en el consumo. “el punto está en evaluar las áreas de oportunidad operativa, hacer una revisión de procedimientos, vencer la resistencia al cambio y hacer frente a los problemas en el tratamiento de la informática y la tecnología”, acotó Rizzi.

“En Venezuela el reto está en generar eficiencia en el suministro incorporando automatización a través de códigos de barra o etiquetas RFID, la cuales aseguran rapidez en las transacciones comerciales, por su ágil identificación gracias a su numerología que funciona como lenguaje universal, en códigos, o simplemente radiofrecuencia que además de la información de los productos permite de la ubicación en cualquier parte de la cadena en la que se encuentre”, concluyó Rizzi.

Fuente: Proa Comunicaciones Integradas



Publicar un comentario