8 de julio de 2008

Manager de Hany Kauam se defiende



Alberto Kauam, manager legal del cantautor Hany Kauam, se reunió con varios representantes de medios de comunicación social del país, para dar su versión acerca del litigio legal que mantiene con su aún representado y así tratar de "desmontar la imagen de malvado” que él tiene ante la opinión pública y la de "víctima" de la que asegura actualmente goza el artista oriundo de Ciudad Bolívar.

El empresario negó ser "un personaje poderoso tratando de aplastar a Hany Kauam... Me vi sometido al escarnio público y al desprecio... Si los tribunales me han dado la razón es por algo". De hecho, dijo que el cantautor puede cantar en programas y conciertos o en cualquier evento público, pero sólo con la debida autorización de Cenit Records, la disquera que el manager fundó para representar al músico.

Alegó que este proceso judicial que actualmente tiene con el cantautor fue iniciado por este mismo, el 28 de marzo de este año, cuando pidió la nulidad del contrato entre ambos, que está vigente hasta el año 2011.

Es entonces cuando Alberto Kauam demandó al intérprete de "Si te da la gana" por incumplimiento de contrato, ya que, según afirmó, no se presentó en varios conciertos ya programados y cantó públicamente (por ejemplo, en un matrimonio) sin la debida autorización de la disquera Cenit Records, tal como lo contempla el contrato vigente y las actuales medidas cautelares, que tuvieron que ser dictadas, ante dicho incumplimiento de contrato.

Alberto Kauam reiteró que si el artista hubiera querido deshacer el contrato en buenos términos y sin hacer público el conflicto, probablemente se hubiera llegado a un acuerdo; y que sólo quería que Hany Kauam fuera el ídolo iberoamericano que Latinoamérica no había dado antes, pues quería cumplir el sueño que él mismo no pudo cuando era cantante en los años 80; por ello invirtió una cuantiosa cantidad de dinero (aproximadamente mil quinientos millones de bolívares) en la promoción del artista.

De hecho, dijo que no escatimó a la hora de darle un vehículo con chofer, un celular corporativo, una póliza de vida y hospitalización, cirugía y maternidad y hasta el vestuario (negando que se lo quitaba aún sudado después de cada concierto, como afirmó el artista), todo lo que alegó no era su obligación, pues el contrato suscrito entre ambos no lo contempla así. Asimismo,, señaló que a Hany se le asignó desde octubre de 2007 un sueldo mensual de 7 mil bolívares fuertes.

El empresario aclaró que el contrato establece que, una vez recuperada la inversión (lo que se preveía ocurriría durante el segundo semestre de 2008), cada uno (artista y mánager) recibiría la mitad de las ganancias. Sin embargo, alegó que el artista exigió posteriormente que fuesen 60 y 40 % a su favor.

Con respecto al uso del nombre y el logotipo, Alberto Kauam dice que el artista puede llamarse tal y como está en su cédula de identidad (Hany Elías Khawam Rabat) si así lo quisiera, pero no puede usar el nombre de Hany Kauam, sin la debida autorización de Cenit Records.
Desmintió que, tal como afirmó Hany Kauam, cobraba 100 mil bolívares fuertes por cada espectáculo en vivo que presentaba el artista y aseguró que los precios iban de 10 mil a 55 mil bolívares fuertes, dependiendo de la presentación.

Cuestión de honor

"Esto va más allá de lo económico. Es cuestión de honor. No creo que haya conciliación; sin embargo, estoy abierto al diálogo", dijo Alberto Kauam, quien asegura sentirse "golpeado emocionalmente" por la actitud de su aún representado.

De hecho, colocó una grabación de un mensaje de voz, en el que Hany Kauam le decía "lambucio", luego de que el empresario mandara a un tribunal a su casa para quitarle la guitarra (propiedad de Cenit Records) que él había asegurado en un programa de televisión ya había devuelto, y hasta lo retó a que si quería también se llevara un teclado, que también pertenece a la disquera. Sin embargo, el empresario no cayó en esa provocación.

Alberto Kauam alegó que hay un grupo detrás de Hany Kauam que quiere aprovechar al artista, luego de todo lo que logró él como manager durante más de un año de trabajo y una alta inversión económica. De hecho, alega que ese grupo de personas es el que debe haber aportado los 200 mil bolívares fuertes que se le cancelaron al productor musical Yasmil Marrufo para la elaboración en la ciudad de Miami del segundo material discográfico de Hany Kauam.

"Cinco abogados y hasta un jefe de prensa no lo puede pagar Hany Kauam", añadió el empresario, quien duda que el artista de verdad esté pasando necesidades económicas, si tiene quien le cubra los gastos mencionados.

Alberto Kauam negó también que tenga guardaespaldas y que sólo se hace acompañar en las audiencias judiciales por su esposa y sus abogados.

Explicó que la sentencia de que el artista no saliera del Área Metropolitana de Caracas es para evitar que se siga presentando sin la autorización de Cenit Records en toques en el interior del país, como el que está anunciado entre finales de julio y principios de agosto en Tacarigua de Mamporal, estado Miranda (cuya cuña de radio colocó el empresario durante la rueda de prensa).

Asimismo, la idea es que esté presente en todas las audiencias de este juicio entre ambos, que comienza el 14 de julio.

Fuente: Betty Vázquez
Publicar un comentario