18 de julio de 2008

83% de los trabajadores venezolanos distribuyen mejor su presupuesto gracias al beneficio alimentación



Durante el foro Ley de Alimentación para los Trabajadores: 10 años de beneficios, realizado por la Cámara Venezolana de Empresas Administradoras de Beneficios Sociales (CAVEDEBES) en el marco del décimo aniversario de la promulgación de dicha Ley, se revelaron los resultados del estudio cuantitativo realizado por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales “Rodolfo Quintero” de la UCV. El mismo, corroboró el impacto positivo del beneficio de alimentación en la calidad de vida del venezolano.

El estudio “El Ticket de Alimentación en Venezuela”, desarrollado a finales del 2007, se basó en una muestra heterogénea de 1200 personas residenciadas en ciudades del país con más de 200 mil habitantes y evaluó los usos y percepciones asociadas al beneficio de alimentación y su impacto.

La introducción del beneficio fue una respuesta oportuna para promover la alimentación saludable del trabajador, generando un impacto directo en la mejora de su calidad de vida. Hasta 1998 sólo 577 empresas otorgaban este beneficio, en el 2007 esta cifra aumentó a 55.467 organizaciones, entre empresas e instituciones públicas, demostrando así el éxito y la aceptación de este mecanismo en pro del desarrollo del país.

Los datos obtenidos señalan, además, que 98.83% de la población favorecida utiliza el beneficio en compras de alimentos y un 83% de los trabajadores, prefieren recibir el beneficio de alimentación en cualquiera de sus 2 modalidades (papel o tarjeta), porque le permite distribuir mejor su presupuesto, antes que obtenerlo a través de un pago en efectivo.

Asimismo, 57% reconoce que el beneficio alimentación ha tenido un impacto positivo en su calidad de vida. Lo cual demuestra claramente los beneficios recibidos por la población a raíz de la implementación de la Ley.

Por otra parte, los resultados del estudio confirman las ventajas del beneficio alimentación para los distintos actores que intervienen en el proceso. Por ejemplo, el empresariado observa una mejora en las condiciones de nutrición y salud de sus trabajadores, lo que redunda en una mayor productividad y la reducción de accidentes laborales. Mientras que para el trabajador, representa un incremento en el poder adquisitivo, que le permite destinar correctamente los recursos correspondientes a alimentación.

Entretanto, para el comercio es un mecanismo que focaliza el consumo en alimentación. En 1998, el sector de empresas administradoras de beneficios sociales contaba con 2.272 establecimientos receptores, para 2007 la cifra se sitúa en 35.493 establecimientos. En cuanto a los entes públicos, esta política contribuye con el bienestar de la población y sus ingresos por la vía de los impuestos

“A través de este foro, CAVEDEBES busca difundir las ventajas que ha representado para el trabajador venezolano contar con un beneficio social de este tipo, que impacta a 38% de la población empleada en el sector formal y el 19% de la población económicamente activa”, comentó Juan Plaja Colmenares, Director Ejecutivo de CAVEDEBES.

La Cámara y sus miembros: Cestaticket Accor Services, Sodexho, Valeven, Uniticket, Unomejor y Todoticket, están comprometidos con el proceso de mejora de la calidad de vida de la fuerza productiva venezolana, a través del continuo desarrollo de acciones que, como este foro, propician la divulgación y la comprensión de la importancia social y económica que instrumentos legales como éste proporcionan a todos los venezolanos.

Fuente: Proa Comunicaciones Integradas
Publicar un comentario