3 de junio de 2008

Audi R10 correrá las 24 Horas de Le Mans con nuevo biocombustible


Los tres prototipos Audi R10 TDI que disputarán las próximas 24 Horas de Le Mans se convertirán en los primeros autos del mundo de carreras en utilizar la próxima generación de biocombustibles producidos a partir de desechos biológicos que prometen reducir las emisiones de CO2 casi 90 por ciento en comparación con el diésel tradicional.

En sus primeras dos apariciones –y victorias– en las 24 Horas de Le Mans, el Audi R10 TDI, con sus más de 650 caballos de potencia y 1.000 Nm de torque, corrió con Shell V-Power Diesel, un combustible sintético que ha demostrado ser muy potente y eficiente.

El Shell V-Power Diesel está hecho a base de gas natural mediante un proceso que se conoce como Gas To Liquids (GTL) y actualmente se vende en cientos de estaciones de servicio en todo el mundo.

Para la tercera aparición del Audi R10 TDI en las 24 Horas de Le Mans, los próximos14 y 15 de junio, el GTL será mezclado con una pequeña cantidad de la próxima generación de biocombustibles.

Biomass To Liquids (BTL) es el nombre oficial de este nuevo combustible que se extrae de desperdicios biológicos que no son comestibles; por ejemplo residuos de madera.

Las investigaciones con BTL indican que este biocombustible reducirá las emisiones de CO2 casi 90 por ciento en comparación con el diésel tradicional.

Aunque son fabricados a partir de dos diferentes materias primas, tanto el BTL como el GTL son prácticamente inodoros, no contienen sulfuro y producen una combustión de gran calidad y eficiencia, al mismo tiempo que reducen las emisiones de gases.

“En Le Mans, Audi dará desde muy temprano su respaldo total al uso de la nueva generación de biocombustibles”, dijo Michael Dick, director de Desarrollo Técnico y miembro del Consejo Directivo de Audi AG. “Esto refuerza nuestra visión de que Le Mans es una prueba de fuego para las nuevas tecnologías que luego pasaremos a los autos de serie para nuestros clientes.

“El reglamento del Automobile Club de l’Ouest (ACO) permite la utilización de nuevos conceptos y combustibles, lo cual nosotros aprovechamos al máximo”, dijo Dick.

El motor de 12 cilindros en V con inyección de diésel turboalimentada (TDI) que monta el Audi R10 TDI pasó con éxito las pruebas realizadas en el dinamómetro y en las pistas con el nuevo combustible.

La primera aparición oficial del Audi R10 TDI con este nuevo combustible se llevó a cabo el pasado sábado. Tras las ocho horas de prueba, los prototipos de los cuatro aros recorrieron casi 2.600 kilómetros sin dar muestras de ningún problema técnico en el circuito de 13,629 kilómetros de La Sarthe.

Fuente: Acqua Communications
Publicar un comentario