30 de abril de 2008

Con Iron Man Audi regresa al cine

El próximo jueves primero de mayo se estrena en Venezuela la película Iron Man y con ella regresa a la pantalla grande la empresa alemana de vehículos Audi.

La versión para cine de la tira cómica nacida en 1963 está interpretada por Robert Downey Jr., quien hace el papel de Tony Stark, y Gwyneth Paltro, la fiel asistente Virginia ‘Pepper’ Potts.

En la zaga, Stark lidera un gigantesco complejo industrial y debe sus poderes de superhéroe a un especial traje que ejerce de armadura indestructible diseñado por él mismo y que posee múltiples utilidades. Es de esa armadura de la que el personaje toma el nombre de Iron Man.

Cuando no lleva puesta su armadura, este tecnófilo multimillonario conduce un Audi R8, mientras que ‘Pepper’ Potts maneja un Audi S5.

Se trata del complemento perfecto para el superhéroe, ya que los visores a través de los que mira Iron Man se parecen a los grupos ópticos de LED del Audi R8, mientras que el corazón artificial de Stark, con su anillo de luces, recuerda al motor central visible desde el exterior del deportivo y su armadura de alta resistencia es como el Audi Space Frame, la estructura del aluminio de alta resistencia de la que está hecho este verdadero compendio tecnológico móvil.

“El Audi R8 es el auto perfecto para Tony Stark”, dijo el director de Iron Man, Jon Favreau. “Es una obra maestra de la tecnología, es seguro y rápido. Y destaca por encima de todo.

No ha existido jamás un héroe de cómic con un conocimiento tan profundo de la tecnología y todas las posibilidades que aportan la innovación y el progreso. Las actitudes que el protagonista exhibe en la película fueron una de las principales razones que llevaron a Audi a involucrarse con esta producción. La interacción entre el papel, la película como un todo y el producto es el factor decisivo en el posicionamiento idóneo del producto.

El actor Downey Jr. Está plenamente identificado con los cuatro aros: “yo crecí con la filosofía de Audi. Este fabricante siempre ha estado a la cabeza cuando se trata de tecnología, prestaciones, innovación y seguridad. Veo en Tony y en mi mismo a dos buenos embajadores para Audi, porque somos verdaderos admiradores de la marca.”

Por su parte El Audi A5 que conduce la asistente Pepper Potts, encaja con su personaje a la perfección, por el dinamismo deportivo y elegante refinamiento de este otro embajador de la empresa de los cuatro aros.

Escena cancelada
El Audi R8 causó impresión entre el reparto y el equipo de producción mientras se rodaba la película: el director Jon Favreau se encontró ante un pequeño problema cuando el largometraje alcanzó su punto álgido. Había planeado que el auto se utilizara en una escena final en la que se veía involucrado en una dramática colisión con el peor adversario de Iron Man. Pero esa escena tuvo que ser omitida del montaje final.

Como explica Favreau "el choque, simplemente, no fue suficientemente espectacular. Nuestros especialistas hicieron cuanto pudieron para volcar el Audi R8, lo que hubiera añadido una buena dosis de drama a la escena final. Pero no lo consiguieron y el auto se quedó con las cuatro ruedas en el suelo. ¡Demasiado estable!”

Parece como si el Audi R8 hubiera decidido hacer lo que mejor sabe hacer, incluso después del prometedor inicio de su “carrera cinematográfica’.

Esta no es la primera vez que Audi decide participar en una producción cinematográfica. Por el contrario, cuenta con una larga tradición en el posicionamiento de sus productos. Su utilización sistemática en películas es una herramienta importante en su estrategia de comunicación.

Por supuesto, todas las acciones de esta índole están en línea con la estrategia general de la marca. Por eso Audi selecciona los proyectos con tanta meticulosidad.

Su aporte a la película Yo, Robot (2004) fue espectacular: Will Smith condujo el RSQ, que de hecho era un diseño futurista que anticipaba el Audi R8 ahora visto en Iron Man.

Otros autos de la marca han sido también protagonistas destacados en películas como el clásico de acción Ronin (con Jean Reno y Robert De Niro, 1998) y El Informante (con Rusell Crowe, 1999),

Misión Imposible II (con Tom Cruise, 2000), Mothman, la última profecía (con Richard Gere, 2002), Un Niño Grande (con Hugh Grant, 2002), Rubia Natural 2, de Reese Witherspoon (2003), Transporter 2 (Jason Statham, 2005) y El Ultimátum de Bourne (Matt Damon, 2007), son otros ejemplos de películas en las que aparecen modelos Audi.

Fuente: Acqua Communications
Publicar un comentario